Mitos y realidades del Outsourcing Empresarial en el mercado colombiano

En Colombia se ha desarrollado un mercado importante para la tercerización o también conocido como el outsourcing en diferentes procesos y diferentes empresas. Sin embargo, aún existen muchas empresas que no se deciden a considerar la alternativa de aprovechar los beneficios que ofrece esta nueva opción.

Muchas son las razones que argumentan los empresarios o los encargados de tomar las decisiones trascendentales en las organizaciones para no tercerizar, entre las cuales podemos mencionar aquellas que por desconocimiento o información infundada se han convertido en mitos; es así que en este artículo se pretende brindar los argumentos necesarios para que al momento de considerar la contratación de servicios en outsourcing, se haga con la suficiente tranquilidad y el total convencimiento que se está tomando la decisión adecuada con posibilidades de éxito muy altas.

Mito No.1: “La tercerización solo aplica a los procesos de aseo”

Efectivamente el proceso de aseo de una Compañía es el de mayor tercerización en las empresas colombianas, pero no es el único proceso suceptible de tercerizar; existen procesos como la seguridad física, el mantenimiento locativo o mantenimiento industrial, el transporte y la logística, el empaque de producto en línea, empaque de ofertas y multiempaque, manejo de almacenes, los procesos de selección de personal, administración y liquidación de nómina, contabilidad, salud ocupacional, etc; es decir, todo aquel proceso que no constituye “core” o razón de ser de la Compañía.

Mito No.2: “El Outsourcing es muy caro”

Vale la pena traer al presente el viejo adagio que reza “lo barato sale caro” y si queremos un resultado de calidad hay que pagar el precio; pero es necesario dejar muy en claro la diferencia entre lo caro y lo costoso. Primero se debe tener en cuenta que al final la sumatoria de los costos (variables, fijos, ocultos, etc) impactan directamente el precio de venta y por supuesto el margen de utilidad que al final le permitirá a las compañías tener un elemento diferenciador a la hora de competir en el mercado.

Ahora se preguntarán, cómo el outsourcing puede contribuir a que el costo final sea lo suficientemente atractivo para no considerarlo “muy caro”; pues bien, las empresas dedicadas a ofrecer los servicios de tercerización tienen como principio fundamental de subsistencia y ganancia garantizar una eficiencia en la utilización de sus recursos, por ello se han especializado en identificar los costos ocultos como “tiempos muertos”, “reprocesos”, “no conformes”, “cuellos de botella”, etc; y someterlos a ingeniería para transformarlos en tiempos productivos, disminución de no conformes y balanceos de línea de manera que la operación en su conjunto sea más rentable.

El costo de un producto no lo constituye solo la materia prima, maquinaria y mano de obra directa que se transforma en producto; también es todo aquello que de manera indirecta e imperceptible suma al costo final. En conclusión si le entregan aquellos procesos u operaciones a especialistas, el resultado final será una operación más eficiente, con menos problemas y más rentable; es decir, “zapatero a sus zapatos”.

Mito No.3: “Con el Outsourcing se pierde el control de la operación”

Cuando se observa una empresa cuyo core business es la fabricación y/o transformación de un producto, se puede evidenciar que en el área operativa tiene divisiones o secciones con funciones específicas de transformación como por ejemplo, el mezclado, el procesamiento o preparación, separación, envasado, llenado, etc; también se evidencian divisiones o secciones con funciones alrededor de dichas actividades propias del “core” y que no hacen parte de la esencia del negocio como son por ejemplo el recibo de las materias primas y alistamiento de las mismas, empaque, sub-empaque, multi-empaque y embalaje de producto terminado, etc; sobre todo estos últimos procesos ocupan un número importante de recurso de mano de obra que requiere una supervisión sumado a la supervisión requerida de los procesos de transformación.

Sucede en la mayoría de las empresas que los niveles de supervisión se ven absorbidos por los incontables detalles que requieren las operaciones alternas a la fabricación y transformación del producto descuidando de alguna manera lo que realmente es importante y crítico para el “core” del negocio; pero si en cambio se le entrega al Outsourcing la responsabilidad del resultado de las operaciones ajenas al “core” claro está bajo unas condiciones pactadas previamente bajo acuerdos de calidad concretos, se asegura que el control de la operación se hace más efectiva.

Lo único que sí se debe tener en cuenta es que durante la negociación con el Outsourcing se deben dejar muy claras las condiciones y responsabilidades y desde luego la empresa que presta el servicio debe ser una empresa estructurada, con experiencia y con una responsabilidad jurídica comprobada.

OTROS MITOS Y REALIDADES DEL OUTSOURCING

Mito No.4: “Se corre el riesgo de perder confidencialidad de las operaciones

Es cierto que hay productos que tienen su “toque secreto”, también es cierto que comercialmente hay estrategias secretas que buscan “pegar primero” que la competencia; pero el outsourcing no se encamina hacia esos procesos que son el espíritu y esencia de la Compañía o “core business”. Sin embargo, es de recordar que estamos en una época de globalización, de puertas abiertas y donde el benchmarking es una estrategia válida y necesaria de las empresas que están en función de mejorar porque siempre hay alguien que hace lo mismo pero lo hace mejor, más rápido, más eficiente, menos costoso y que contribuyen a la eficiencia productiva de la Compañía.

En ese orden de ideas, que mejor que contar con un aliado estratégico que implemente al interior de las compañías metodologías nuevas, estándares nuevos pero con el valor agregado que dicho aliado estratégico estará siempre en la disposición de firmar un acuerdo de confidencialidad respetando y conservando la información y personalidad de su cliente.

MITO No.5: “Las empresas de outsourcing dan un mejor costo porque le pagan menos al trabajador o no le pagan lo justo y eso hace solidaria a la Compañía”

El Outsourcing debe ser contrato con empresas legalmente constituidas registradas ante los respectivos organismos de control (Cámara de Comercio, Dian, Mininsterio de la Protección Social, Industria y Comercio, etc.) esto es de alguna manera garantía que todo lo relacionado con la operación está bajo un marco legal y de cumplimiento a todos y cada uno de los requisitos incluidos los relacionados con el personal (trabajadores). Desde luego que este tipo de empresas existen y como filosofía y principios corporativos está trabajar bajo la legalidad y cumplimiento a todas las partes interesadas como es el caso de los trabajadores; por ello, pagan salarios, prestaciones sociales, seguridad social y amparados bajo una contratación de acuerdo a las modalidades que ofrece el CST.

El secreto del costo radica es en la especialización de su negocio, de aprovechar la economía de escala, del despliegue de ingeniería para optimizar y rentabilidad las operaciones; y aunque es cierto la responsabilidad solidaria, el riesgo se minimiza a su máxima expresión cuando se contrata con empresas serias y estructuradas a diferencia de entregar la responsabilidad a un tercero como persona natural sin respaldo y formalidad alguna.

Global Service World quiere convertirse en su aliado estratégico para los procesos de Outsourcing de su empresa. Lo invitamos a actualizarse con noticias del sector BPO en Colombia y a recibir nuestros servicios de Outsourcing Empresarial suscribiéndose a nuestro blog.

Recommended Posts